Páginas

1 de noviembre de 2010

Buñuelos de Viento






  











Casi toda esta semana ha sido horrible, lo que en principio eran unas anginas de Pelayo se transformarón en una infección "boca, mano,pie" de aupa, le salierón pequeñas ulceras alrededor de la boca, en las nalgas, los pies, las manos, y las peores, dentro de la boca. Estas ulceras le impedian comer, dormir bien e incluso tragar sin dolor, se pasaba los días llorando y diciendome "Mama cuando se me va a quitar esto", es una impotencia horrorosa ver a tu hijo sufrir y no poder hacer nada.
El jueves llame a su pediatra por teléfono para preguntarle si era normal lo que le pasaba, me dijo que si y me mando un anestesico para que se lo rociaramos por la boca 15 min antes de comer, fue como un milagro porque a partir de ese momento pudo dormir, cenar unas cuantas croquetas y dormir toda la noche, casi lloro de felicidad, pero a la mañana siguiente la felicidad se me vino un poco abajo al ver que mi pequeña princesa lo había pillado. Por suerte mi niña es una chica muy fuerte y apenas le han salido unas cuantas ulceras en el labio, el culete lo tiene muy rojo pero parece que no le molesta.
Lo bueno de esta semana ha sido la fiesta de Halloween, la primera que Pelayo ha podido disfrutar, le ha encantado que los niños vinieran a pedir caramelos a casa pero sin duda lo que más le ha gustado ha sido ir él a pedirlos.
Le vestimos por la mañana de Buzzligthyear, a Olivia de hada tintineante y papa y mama se disfrazarón de Mickey y de bruja, todos preparados fuimos a casa de los abuelos a pedir caramelos. "Boo, Truco o Trato", volvió con su pequeña calabacita rebosante de caramelos, cromos y dinero, como disfrutó, después de los días tan malos que ha pasado verle esa carita de felicidad me ha llenado mas que cualquier otra cosa.
Y como los peques de momento estan bien y lo prometido es deuda este fin de semana le he dedicado un ratito a los buñuelos. He tenido que hacer dos tandas porque la primera fue un autentico desastre, tenía dos recetas distintas, una de las monjas y otra de uno de mis libros de repostería, me decidí por la receta de las monjas pensando que estas mujeres saben hacer postres pero el resultado no fue muy bueno, de sabor estaban bien pero por dentro era una pasta maciza, asi que no podía rellenarlos y el resultado no era muy ligero.
La segunda receta sustituía la leche por el agua, tenía más huevos y no incluía levadura, al freirlos se inflarón como globitos pero al sacarlos al papel absorvente se desinflarón casi al mismo tiempo que mi ilusión, pense que eran otro fracaso, pero mi marido que es más paciente y reflexivo (ya os hablare largo y tendido de él, porque merece una entrada propia, solo adelantar que soy la mujer con más suerte del mundo) me dijo que los rellenara primero antes de darlos por perdidos y "voila" por arte de magia con la nata volvierón a inflarse y estos si que estaban ricos, tengo que probar a rellenarlos de crema pastelera seguro que estan deliciosos.


Buñuelos de Viento

Ingredientes

125 gr de harina
250 gr de agua
30 gr de mantequilla
40 gr de azúcar
1 cucharada de azúcar avainillado
4 huevos
La ralladura de medio limón
Un poco de sal
Aceite para freír los buñuelos
Azúcar glass para decorar
Nata montada para el relleno ( también se puede usar crema pastelera, crema de chocolate ... )

Preparación:

En un cazo poner el agua, la mantequilla troceada, el azúcar, la sal y la ralladura de limón y hasta que hierva, en ese momento añadir la harina de golpe y mezclar con una cuchara de madera hasta que la masa se desprenda de las paredes del cazo y se pege a la cuchara, retirar del fuego.
Una vez que la masa este tibia añadir los huevos uno a uno, no añadir el siguiente hasta que no este bien incorporado el anterior y dejar reposar esta masa dos horas.
Poner una sarten al fuego con abundante aceite, cuando este caliente formar bolitas con dos cucharitas y freirlas, tener cuidado que las bolitas no sean muy grandes pues al inflarse crecen , en tandas de 8 o 10 buñuelos. Sacarlos a un plato con papel de cocina para que absorva el aceite sobrante. Cuando esten frios rellenarlos.
Para hacerlo yo he utilizado una jeringa con la boquilla de relleno y me han quedado muy bien, solo queda disfrutarlos.

Feliz Halloween a todos!!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario, me hace mucha ilusión cada uno de ellos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...